Barcelona

Los aficionados a la ciencia ficción españoles se autodenominan friquis (del inglés “freaks”), o frikis. De hecho, hasta hay una zona de Barcelona dedicada a ellos: el Triángulo Friqui.

triangulo-frikiAquí, las tiendas especializadas en fantasía, ciencia ficción y juegos, se agolpan en torno a la librería de ciencia ficción más grande de Europa, Gigamesh, cuyos casi dos kilómetros de estanterías y su buena cantidad de libros en inglés bien se merecen una visita. Está al norte del Barrio Gótico, antes de llegar al arco de ladrillos rojos de resemblanza morisca, el Arco de Triunfo, desde donde se puede ir al Parque de la Ciudadela, lleno de cacatúas libres, hasta el magnífico zoo de Barcelona.

Tal es la fuerza del fandom de Barcelona.

La maravillosa arquitectura modernista dibuja la mayoría de las calles de Barcelona. Gaudí, arquitecto de la Sagrada Familia y del Parque Güell, de obligada visita, no es el único genio local. Para disfrutar del paisaje, nada como un paseo en la parte superior del autobús turístico. Además de sorprendente y preciosa, Barcelona ofrece innumerables restaurantes, pubs, cafés, vinaterías y bares para satisfacer cualquier gusto y presupuesto. Elaboraremos una guía para la convención que incluya una selección de los mejores locales de la zona. Hay muchísimos valhallas de la cerveza y paraísos del vino. Para los que disfruten de las compras, Barcelona es un regalo de los dioses.